INARAS posee el conocimiento adecuado de todas las fases del proceso, lo que permite comprender su alcance, aplicar las mejores prácticas y experiencias para mitigar interpretaciones erróneas y la administración eficaz del mismo, con un exhaustivo control, de forma que el resultado final sea el esperado.

La gestión de INARAS contribuye a detectar a tiempo las causas y consecuencias de posibles variaciones, así como aspectos conflictivos que pueden derivar en situaciones de crisis y a gestionarlos adecuadamente, de forma que puedan dejar de suponer un riesgo y traducirse en un resultado positivo para la empresa.